Archivo de la categoría: Astrología

2012 Energía de Victoria; el futuro que queremos

A estas alturas ya el 2012 suena de muchas formas, se colorea de innumerables tonalidades, se va haciendo cada vez más presente en nuestros pensamientos y creciendo en interés para muchos de los habitantes de este planeta.

Pero el 2012 no cabalga sólo, es el resultado de miles de años de evolución del ser humano y del Universo en el que se inscribe, para entender en una pequeña porción de tiempo lo que representa este año es necesario retrotraerse a una de las citas importantes a nivel astrológico, esta fue en el año 1988 cuando se encontraron en conjunción Saturno y Urano a 29º de sagitario iniciando un ciclo de 45 años hasta el 2033, este mismo año 88 la vibración solar aumento considerablemente expresando una intensidad desconocida hasta ese momento, aumentando literalmente la actividad en el interior de la bola de fuego. El 1988 fue un despertar de la conexión con la filiación divina a través de la energía crística y su expresión en estos tiempos.

Los últimos grados de sagitario están en correspondencia con el centro de nuestra galaxia, que es un inmenso agujero negro, el sistema solar se alineara con este en diciembre del 2012, simbólicamente nuestro sistema solar se conectara al centro y nosotros con él como células de consciencia que pueden elegir entre eventos y futuros posibles, pues el ser humano consciente o supraconsciente se convierte en cocreador de la realidad.

agujero-negro--644x500.jpg

Chorros de rayos gamma salen disparados del centro de nuestra Galaxia

Desde el 88 el karma colectivo de la humanidad se acelera y se encarna con eventos kármicos ineludibles pero cuyo resultado y vivencia depende de la toma de consciencia y apertura de los que los pasan.

En energética decimos que estamos en un pasaje por el elemento fuego, que puede ser destructor y sofocante, pero también puede ser revelador y activador de la energía de consciencia, este pasaje crea y creará las aperturas a la consciencia universal necesarias para que la humanidad universal realice su siguiente paso evolutivo, y el viejo hombre y la vieja mujer y sus estructuras caducas, así como el karma generado representado por Saturno, dejen paso al nuevo hombre y la nueva mujer en el instante rey donde vive el presente, regido por Urano.

Vivimos tiempos únicos en los que  nuestro posicionamiento y acción determinan la dirección y el nutrimento de cada evento, de cada pensamiento, de cada creación, la reflexión nos lleva a diferenciar el espíritu y la consciencia, de la materia y la anticonsciencia, esta dualidad esta presente desde el inicio de la creación y desde nuestro libre albedrío podemos nutrir una u otra, de este combate nace realmente la vida y nos hace sentir vivos.

¿Como queremos que sea el futuro de la humanidad?, ¿el futuro de nuestra madre tierra?, ¿el nuevo mundo al que estamos llamados?, ha llegado el momento de construir las bases de este nuevo nivel de manifestación, de comprometernos con la evolución, con la libertad y ser capaces de construir el cielo en la tierra, idear una sociedad en paz, un mundo en que la materia se ponga al servicio del espíritu y las religiones como formas de religar con el Uno reencuentren su unidad, no esperemos que nadie decida por nosotros, pues la sombra se hace más alargada cuanta más luz hay, este es el momento de movilizarse y convertirnos en actores de nueva vida, de más vida, que nuestros descendientes llevarán a la realización pues ya vienen preparados para ello.

En el año 1994 fuimos testigos de un evento cósmico de inimaginables consecuencias, pudimos observar una nueva alianza para los seres humanos con su creador, todo ello interpretado por el cometa Shoemaker-Levy 9 haciendo de espermatozoide y de collar de perlas simbólico con toda la información necesaria para este nuevo pasaje universal impactando sobre el planeta-óvulo Júpiter, durante siete días los 21+1 trozos de este cometa fecundaron este planeta maestro con las nuevas energías de la remontada del espíritu, a partir de este “impacto del milenio” como fue llamado por los astrónomos nuestro sistema solar entro de lleno en su acción y repercusión universal, esto nos da la posibilidad de elección para cada uno de los hombres y mujeres de este universo de volver al Uno-Padre-Creador con todas las informaciones de vida expresadas y consciencializadas  por todos los reinos de esta manifestación.

sl9pre_hst.jpg

Shoemaker-Levy 9

Todos estos acontecimientos forman parte de un orden cósmico, donde cada elemento tiene su lugar, tiene su acción y su conexión con el resto, vivimos en un universo inteligente regido por unas leyes universales, donde la casualidad no existe, donde la realidad es una, pero se expresa en diferentes estados vibratorios, si elevamos nuestro nivel vibratorio, también aumentaremos el nivel de empatía con el universo y entraremos en el tiempo universal que rige el presente, verdadera realidad mística de la encarnación y llave de eternidad.

El 2012 será lo que decidamos que sea, será la oportunidad de despertar a ese no-tiempo que hablaban los Mayas o necesitaremos de procesos de destrucción para abrir los ojos, particularmente y como célula de una parte del colectivo, yo decido que sea la luz del espíritu la que de verdad se pueda expresar ante los humanos dentro y fuera de ellos.

Debemos prepararnos para ver lo que nunca hemos visto, situémonos  a la escucha, afinemos nuestros sentidos, limpiemos nuestros corazones de toda impureza, seamos antenas de consciencia entre la tierra y el cielo y percibamos al colectivo como la Unidad que es y que el amor sea el motor que nos anime.

02/06/2009

 

 

 

 

 

 

 

El Orden

Si sabemos mirar a la naturaleza y a todo lo que nos rodea nos encontraremos con un orden intrínseco que la mayoría de las veces escapa a la mirada dual y condicionada de nuestra mente, encontrar la mirada que revela lo que se esconde detrás de las apariencias necesita de entrenamiento y ascesis, vigilancia sobre el soporte que damos a lo que consciencializamos a través de nuestros ojos externos e internos y que nos va a dar una interpretación de la realidad en base al nivel de consciencia, inconsciencia o anti-consciencia que le demos, por esto es que el cristal que interponemos entre la realidad y nosotros es el que va a teñir lo que percibimos de una forma evidente, a mayor nivel de1426843327_587140_1426850551_album_normal consciencia, mayor porción de realidad y mayor será el abanico perceptual, a mayor silencio interior, mayor objetividad y ecuanimidad, a mayor presencia, mayor recepción vibratoria real y así podíamos seguir dependiendo del que escriba estas palabras y su nivel de penetración, percepción.

Vislumbrar este Orden nos abre de inmediato al asombro, asombro de la maravilla de la que formamos parte como reino humano y consciente en este Universo plagado de belleza y engendrado de amor y por amor, este asombro es el que mueve al hombre/mujer a querer indagar, profundizar, tocar el universo que le circunda y revelar sus secretos, convertido en el explorador de la creación revelándose a la vez como criatura y creador despertando a una realidad mayor.

El camino de la consciencia nos espera ahora más que nunca para ser recorrido por una humanidad sedienta de respuestas, justicia y unidad, y para ello es necesario cambiar la mirada sobre el mundo y sobre nosotros mismos y esto supone elevar la vibración de nuestra consciencia y ampliar el campo perceptual en el que nos movemos, abriendo nuestro campo de visión 360 grados entendiendo el mundo de interdependencias que nos toca vivir y la influencia de cada acto, pensamiento, palabras y elecciones en lo que vivimos y aun mas importante en como lo vivimos, porque la vivencia es lo que nutre el polo de la materia o del espíritu a cada instante, inclinando nuestra balanza personal y colectiva hacia la evolución y el aprendizaje o el sufrimiento y la inconsciencia.

Posiblemente para eso sirven las crisis y acontecimientos karmicos de todo tipo que vivimos en estos tiempos de pasaje, para hacernos participes de aprendizajes y elecciones colectivas que colorearan nuestro futuro próximo hacia uno u otro lugar, tejiendo el destino como humanidad en un sistema solar elegido para interpretar una sinfonía universal que marcara la evolución del hombre universal para siempre, somos seres vibratorios y resonantes con la capacidad de revelar la vida y alumbrar lo que es a cada instante, siendo soportes al orden de lo creado.

“Como es arriba es abajo”

La concepción de lo que es la vida se expande exponencialmente con cada descubrimiento,  algunos microorganismos son capaces de vivir en condiciones límites, como por ejemplo los termófilos que se encuentralaniakean en lugares con temperaturas desde 113º centígrados hasta 50º bajo cero, dentro de este nuevo reino los hay que sobreviven sin necesidad de luz en el interior de la corteza terrestre a 5000 metros de profundidad en las hendiduras de la corteza basáltica, con esta nueva visión de la vida, las probabilidades de encontrar ésta en el universo se multiplican.

Como humanos conscientes vamos revelando las piezas que forman este puzzle que es la creación, probablemente si no es ya un hecho, empezaremos a descubrir organismos si es que se puede utilizar este término a nivel cósmico, quizá algún día se puedan considerar por ejemplo los sistemas solares como tales, cuyos planetas, satélites y demás elementos formen una especie de superorganismo con sus órganos y leyes y orbitando al centro galáctico, eje de gravedad e información vibratoria.

Ahora también conocemos el supercúmulo galáctico del que como Vía Láctea formamos parte y al que han llamado Laniakea y del que por el momento parecen las estructuras más grandes del universo.

Esta es una frontera que vamos abriendo poco a poco, la idea de pertenecer a un sistema solar nos abre la visión a una pertenencia universal, vamos redescubriendo este superorganismo al que pertenecemos a través de los elementos-órganos que lo forman, planetas, satélites  e incorporando estos en nuestra concepción de lo que somos en relación a lo grande y a lo pequeño y en intercomunicación con otros superorganismos.

¿Qué pasa cuándo la hoja comprende que pertenece a la rama y ésta al árbol y este al bosque y este al pueblo y este al país y este al continente y este al planeta y así hasta el infinito? ¿Sería la vida un darse cuenta cada vez de una forma más amplia y consciente hasta llegar a abarcar el todo?

Para llegar a integrar toda esta realidad que el hombre es capaz de consciencializar nuestro cerebro tendrá que dar un salto evolutivo importante, esto probablemente sea un hecho en el momento en que como humanos empecemos a viajar por el universo.

Si es que es verdad que estamos hechos a imagen y semejanza de Dios, ¿seremos dioses embarcados en el descubrimiento de nosotros mismos?.

Si en cada parte tenemos la información del todo como un holograma, nos damos cuenta que los patrones básicos de organización de la vida se repiten en todas las escalas, esto también nos confirma la idea de que cuando profundizamos lo suficiente en cualquier elemento vivo (sobre todo uno mismo) podemos conocer todo lo demás…

A + conocimiento + consciencia + libertad + poder + capacidad de acción y por lo tanto posibilidad de cambiar y de crear y al final cuál es la cualidad inherente a Dios si no es la de Creador.